Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

Volvo está en la creciente lista de compañías que está ofreciendo sus vehículos en línea.

El fabricante de autos dice que gradualmente construirá su oferta vía web y eventualmente quiere tener todos sus modelos disponibles en Internet.

Marcas en línea

Entre otras marcas que han comenzado a pasar sus ventas al eCommerce están AutoNation, General Motors, Toyota y Tesla.

Volvo está cambiando su enfoque a vender en línea como parte de un esfuerzo de encontrar formas de competir con sus rivales, quienes tienen más recursos financieros.

Además del nuevo énfasis en ventas vía web, la empresa también ha dejado de asistir a los mayores shows automotrices en el mundo para ahorrar costos.

Mayor énfasis en vehículos en línea

Con el mayor énfasis en vender vehículos en línea, algunos se preguntan si estamos viendo el principio del fin del modo tradicional de comprar un auto.

Volvo aseguró a sus concesionarios que no van a dejar de vender pronto. Se cree que el rumor de que ya no habrá vendedores físicos de auto es una exageración, pues aún son un poderoso grupo.

Por otro lado, desde el punto de vista del consumidor, comprar un auto en línea no es como comprar un libro, película o video juego.

En Estados Unidos se puede elegir las características de un auto y luego encontrar un concesionario que lo tenga. Sin embargo, aún hay que buscar quien ofrezca financiamento, además de averiguar cuánto vale el auto que se tiene actualmente en caso de que lo acepten a cuenta, lo cual vuelve el proceso más complicado.

Por ello, es posible que si incrementan las compras de autos por Internet eso podría ser benéfico para los concesionarios, pues la gente podría estar dispuesta a ceder un poco en el intercambio o elegir un financiamiento menos ventajoso por el beneficio de comprar en línea.

La conveniencia de poder seleccionar un auto de forma inmediata, evitar ir a un concesionario (o varios) podría ser muy atractivo entre los compradores. Por supuesto, en el último paso tiene que acudir al más cercano concesionario que tenga el modelo que pidió, pero se ahorra varios pasos.

Habrá que ver qué tal funciona esta tendencia en Estados Unidos y si se extiende a otras partes del mundo.

Shares