Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Tres CEOs de eCommerce nórdicos predicen lo que creen que serán tendencias globales en 2015.

Clientes globales

El CEO de Design Online, Jörgen Bödmar, cree que los consumidores ahora serán globales. Su compañía opera varias tiendas en línea a través de Europa. Es presidente de EMOTA, la asociación europea para vendedores al detalle en línea.

mCommerce. En 2015 será el año cuando la mayoría de los vendedores también ofrecen a los clientes un sitio móvil. La razón es que más y más clientes se vuelven móviles, comprando aquí y allá. Son compras instantáneas en el momento. No es sólo Social Media lo que lleva el mCommerce, sino la mercadotecnia de los vendedores al detalle móviles.

Big data. En 2015 los vendedores al detalle en línea intensificarán sus esfuerzos por analizar a sus clientes y su comportamiento para entender sus intenciones. El objetivo es proveer ofertas relevantes en el momento justo para convertirse en mejores comerciantes.

El consumidor se vuelve global. El próximo año los consumidores locales en todo el mundo descubrirán lo global, es decir, sitios extranjeros como nunca antes, y gastarán una larga porción de sus presupuestos en línea en vendedores al detalle en línea no locales. Esto pondrá serios retos a los comerciantes locales pero también creará nuevas oportunidades para que puedan vender en el extranjero.

Recrear la experiencia de la tienda física

El CEO de Animail, Karl Prytz, opina que se debe recrear la experiencia de la tienda física. Prytz es el dueño de la tienda líder para mascotas en la región nórdica. Antes fue el titular de marketing global en Klarna, un sistema de nivel mundial de pagos en línea.

Omnicanal. Un mayor número de vendedores al detalle en línea están comenzando a ver los beneficios de las tiendas físicas. Con una mayor presencia de compañías operando en ambos canales, las experiencias de compras estarán mejores alineadas a las necesidades específicas de los clientes. Los canales físicos y digitales estarán unidos de modo que los clientes no tengan que distinguir entre canales.

Contenido personal. Se está volviendo cada vez más importante para los vendedores al detalle personalizar sus sitios para el visitante individual, en vez de ofrecer una sola solución para todos los clientes. Hay muchas herrameintas que usan los patrones históricos del cliente para adaptar mejor el rango de productos presentados. Se verán más soluciones donde los clientes estén involucrados en adaptar el sitio de acuerdo a sus necesidades.

Recrear la experiencia de una tienda física. Para facilitar las decisiones del cliente, se volverá importante guiar al consumidor a través de una visita a una tienda en línea en la misma forma en que se hace en una tienda física. El conocimiento y servicio que están disponibles actualmente en las tiendas físicas necesita ser recreada por las empresas de eCommerce. Esto significa un mayor enfoque en el conocimiento acerca de los productos en oferta. Se verán soluciones más interactivas donde se podrán hacer preguntas directamente al staff de la tienda, incluso en línea.

Una saturada carrera de precios

Personalización. Sitios web, tiendas web, e-mailings y otras formas de marketing digital se están convirtiendo en más enfocados. La presentación y las ofertas estarán más diseñadas para las preferencias de los clientes individuales, comportamientos y poder de compra, todo para maximizar ventas, generar márgenes de ganancias y satisfacción del cliente.

Omnicanal. El boom del eCommerce es limitado por el hecho de que los consumidores están interesados en el contacto físico con los productos que están en oferta. Los ganadores del eCommerce serán los vendedores al detalle que entreguen una experiencia atractiva en todos los canales -y particularmente para productos con conexión física.

Una saturada carrera de precios. Para bienes con fácil distribución, que pueden ser fácilmente comparados entre sí y sin necesidad de conexión física, la transparencia creará una situación del tipo “el ganador se llevará todo”. Si no se es Amazon se debe pensar qué se puede hacer respecto a las tendencias de 2015.

Shares