Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Mantenerse competitivo en un mundo de eCommerce significa más que establecer el precio correcto; significa saber cómo y cuándo poner el precio correcto y para quién. El tiempo exacto es clave, así como conocer el perfil del cliente que está buscando la mercancía.

De hecho, hay una app para eso. O más precisamente, software de precios dinámicos que los innovadores están usando para ayudar a los vendedores al detalle a establecerse como líderes de precios y favoritos del cliente.

Evolucionan precios dinámicos

El precio dinámico no es un nuevo concepto: las aerolíneas lo han estado usando por años. Es por esto que los viajeros que reservan de último minuto pagan más que los que lo hacen con semanas o meses de antelación.

Pero con todo lo que se ha modificado en línea, el concepto de precio dinámico ha evolucionado pues el eComerce ha permitido a los vendedores al detalle responder en tiempo real a la oferta y demanda del consumidor en el Marketplace. Y con un promedio estimado de aumento de ganancias de 25%, no es raro que se convierta en la siguiente tendencia en eCommerce.

Obviamente las estrategias de precio permiten a los vendedores fluctuar los costos de acuerdo a la demanda, bajando precios cuando hay pocas ventas para aumentarlas, y aumentándolos para generar ingresos cuando las ventas están prosperando.

Estrategia contra grandes jugadores

El algoritmo le da a los sitios de eCommerce la habilidad de crear una estrategia automática competitiva de precios en el sitio. Las estrategias de precios han tomado un mayor significado, sin embargo, ahora que sitios como Amazon han hecho su misión captar la mayor cantidad de ventas al tener el precio más barato en el web.

Muchos vendedores optan por software de este tipo que tiene la habilidad de escanear miles de productos cada 10 minutos, quitando lo complicado de rastrear a los competidores. Además, este software permite implementar diferentes niveles de precios y observar los cambios antes de encontrar el precio óptimo de mercado.

Econsultancy reportó que la investigación muestra que los márgenes se incrementan 10% a través de la optmización de precios. Conforme los consumidores rastrean en varios sitios para comparar los precios, los vendedores usan el software para hacer lo mismo con la competencia.

Herramientas populares

Tan bien ha funcionado este tipo de herramientas que 22% de vendedores han elegido implementarlas. Se espera que 7% más la usarán en los siguientes 6 meses y 36% el próximo año.

Marcas como Amazon y Wal-Mart usan estos precios dinámicos, con Amazon cambiando sus costos cada 10 minutos y Walmart cerca de 50 mil veces al mes.

Amazon incluso modifica los precios de acuerdo al código postal del consumidor, búsquedas recientes en Google y precios de competidores en el área. Walmart incluso está intentando igualar los precios de Amazon en tiendas.

Además de esta competencia, los precios dinámicos cambian según temporada y fiestas, pues los productos cambian de costo según cuántos se han vendido y qué tan difíciles son de encontrar.

Sin embargo, muchos aún no están intentando estas estrategias de precios dinámicos por no tener los recursos o la tecnología para implementarlos. Por ejemplo, la industria de la vestimenta no está entrando en este juego.

Estos vendedores no están de acuerdo con que sea el Big Data el que dicte los modelos de negocios, para empezar, porque quieren conservar la confianza del consumidor y no desean que un cliente compre a un precio sólo para encontrar que el artículo que adquirieron bajó horas después.

Además, la escasez también cuenta. Los vendedores de alta costura, en particular, han usado este concepto para mantener los precios altos, y no hacen ningún descuento.

Los vendedores al detalle no quieren preocuparse cuándo, dónde y cómo cambiar los precios basados en software que utiliza datos para tomar la decisión. La pregunta es qué impacto tendrá que las analíticas determinen los precios. Un error de precio puede ser muy costoso respecto a la confianza del consumidor. También cabe preguntarse qué precio tendrá en la preferencia del consumidor y los márgenes del vendedor.

Shares