Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

Muchos textos de email no son los mejores. Sin embargo, se deben evitar las malas prácticas y buscar algunos pasos positivos para hacer emails atractivos.

Un método simple es la llamada técnica AIDA, o Atención, Interés, Deseo y Acción. Es una fórmula que ha sido usada en marketing y publicidad de todos tipo de medios por más de un siglo.

Los elementos de AIDA

Atención. Esta es la clave para que la gente ocupada ponga atención. Las personas dan una mirada a su Bandeja de Entrada y toman una decisión de un segundo sobre si abrirán o no un correo. Por eso el Tema de un correo es tan importante.

Esa línea de texto debe ser atractiva e incentivar la curiosidad del lector. Ese contenido y la primera línea de un e-mail (muchas veces una pre-cabecera) son las más importantes, pues se ven en los previews de los correos y afectan la decisión de verlo o no.

Interés. Eso es la ‘carne’ del e-mail, la oportunidad de dar un buen argumento.

El problema es que la atención de la gente es muy caprichosa. El e-mail compite con tweets, pestañas, apps y lo que sea que esté en Reddit. Así que hay que trabajar para, si ya se obtuvo la atención inicial, hacer que la persona permanezca interesada.

Escribir para interesar debe de incluir texto substantivo, educacional y disfrutable. Las historias ganan sobre la jerga de negocios.

Así que en lugar de anunciar una nueva función y cómo trabaja, hay que pintar una imagen mostrando los beneficios de esa función. O compartir una lección valiosa que se aprendió de un conferencista en un evento que se está promoviendo.

Deseo. Esta sección crea el camino para una llamada a la acción. Puede ser corta, incluso de una línea. Hay que evitar que el lector se desanime al leer este texto.

Por lo tanto, hay que tener en cuenta lo que quiere la audiencia. Entre más específico se puede ser respecto a la audiencia y entender lo que quieren, mejor. Y tratar de aprovechar esos deseos para beneficio mutuo.

AcciónUna llamada a la acción por e-mails suele ser lo óptimo. No se debería pedirle a la gente más de una o quizá dos cosas. Esperar demasiado de la gente no sólo es presuntuoso, baja la motivación de la gente por hacer algo.

Así que hay que enfocarse en el resultado esperado y hay que añadir contexto acerca del beneficio o valor, no sólo con un par de palabras, sino con una frase corta.

Shares