Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

En otro de nuestros posts definiendo diferentes variedades de marketing, en esta ocasión queremos hablarte acerca del marketing interactivo.

Es importante hablar de esta disciplina al ser una tendencia que evoluciona constantemente en el mundo digital actual. En el post exploraremos qué es y sus implicaciones.

Qué es el marketing interactivo

El marketing interactivo consiste en la habilidad de dirigirse a un individuo, recordando la reacción que éste tiene, para posteriormente volver a interactuar con esa persona de una forma que tome en cuenta su reacción inicial.

A pesar de que podría parecer sinónimo, el marketing interactivo no es lo mismo que el online, aunque los procesos del marketing interactivo se facilitan por la tecnología de Internet.

Qué implica el marketing interactivo

La habilidad de recordar las acciones o reacciones se facilita cuando se recolecta información del cliente en línea, para comunicarse de nuevo con el cliente vía el Internet. Un ejemplo del uso de marketing interactivo es Amazon, ya que la empresa maneja un sistema en que los clientes graban sus preferencias conforme navegan y se les muestran selecciones relacionadas a anteriores compras o productos consultados.

El marketing interactivo también permite a los clientes y los prospectos participar en el proceso de crear la imagen de una marca en las mentes de cierto mercado o grupo objetivo. ¿Cómo sucede esto? Debido a que los consumidores ‘irrumpen’ en el mensaje de la marca y lo complementa o modifican para acomodar a sus gustos el proceso de construir la marca se realiza entre muchos participantes.

Este tipo de experiencias, donde se crea la forma en que una marca llega o es percibida por los clientes, se ha convertido en una nueva tendencia que crea valor entre los clientes.

Los clientes ahora esperan dar retroalimentación y que ésta sea bienvenida por la marca. La aproximación de ser persuadidos sobre qué deben comprar va siendo cada vez menos usada pues los prospectos quieren contribuir con sus mensajes y así hacer a una marca mejor.

Cuándo comenzó el marketing interactivo

La posibilidad del marketing interactivo más extensa y fácilmente ocurrió con la llegada de Internet. Anteriormente lograr la retroalimentación de los clientes o prospectos implicaba buscar y encuestar a consumidores de la marca actuales o potenciales.

Con el Internet existe una variedad de herramientas que permiten solicitar retroalimentación, rastrear el comportamiento de los clientes, ajustar el marketing y las ofertas de productos de acuerdo a sus deseos, entre otros.

Posibles canales para el marketing interactivo

La aplicación del marketing interactivo puede ocurrir por distintas vías, entre otras:

  • Motores de búsqueda: optimizar el sitio para que suba en los resultados también es una forma de tomar en cuenta lo que quieren los usuarios y ofrecérselo para que encuentren más fácilmente nuestras ofertas.
  • Patrocinios: Asociarse con otras compañías que tienen más presencia en línea puede ayudar a conectar con posibles clientes.
  • Apps: Según la forma en que se realice una app puede servir de canal para obtener retroalimentación de clientes o de prospectos que la instalan para probarla.
  • Redes sociales: Aunque las redes sociales puedan ser usadas como canal de atención a clientes o para marketing de contenidos, también pueden servir para lograr retroalimentación de los usuarios.

¿Qué opinas? ¿Crees que el marketing interactivo seguirá creciendo o cambiarán las tendencias? Cuéntanos en los comentarios del post y en redes sociales: Twitter, Facebook y Google+.

Shares