Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

El sitio Jingdong (JD) lanzó una plataforma de crowdfunding o donativos para proyectos este mes. El sitio se llama Feniziqian, ya tiene listados 12 proyectos y es similar en formato a Demohour, el sitio más grande de crowdfunding en China.

Competidor serio

Descrito como estilo Kickstarter, Feniziqian está diseñado como un competidor serio a otros portales similares en ese país y  una amenaza debido a que su marca es más reconocida que otros sitios chinos de crowdfunding como: Dreamore, Knewbie, Angelcrunch y iChuangye.

Además, Feniziqian es parte de otros productos y servicios financieros de Jingdong, como una cartera electrónica y préstamos.

El lanzamiento llega después de que el rival Alibaba anunció su propia táctica de crowdfunding para películas que se producen en el país. El producto permite a cualquiera invertir desde 100 yuan (16 dólares) y hasta 2 mil yuanes (320 dólares) en una película de su elección. Esos depósitos se juntan en productos de seguro y manejo que manejan una tasa fija de interés.

Desde que JD creó un portafolio en Internet de servicios el incluir una plataforma de crowdfunding era el siguiente paso natural para el mercado.

Poca presencia de chinos en otros servicios

Aunque Kickstarter e Indiegogo aceptan campañas de crowdfunding de China, ninguna tiene una presencia completa en el país. El sitio Pozible recientemente lanzó en china una versión de su sitio, aunque este mercado ha sido lento en adoptar esa nueva forma de financiamiento.

Hay diferencias culturales entre la forma en que se hace crowdfunding en China y en donde surgió, Estados Unidos. Los sitios chinos de este estilo tienen que adaptarse al mercado, el cual es muy diferente.

En Estados Unidos tienen una fuerte cultura de donación, la cual es la base de este concepto, mientras que los chinos son más prácticos y están interesados en proyectos con productos tangibles que puedan obtener en el futuro cercano. Los sitios de preventa para hardware inteligente parece ser la forma en que estos sitios de crowdfunding encontraron como modelo en China.

Shares