Tiempo de lectura: 5 minutos
Shares

Configurar Google Analytics puede ser un poco abrumador, especialmente si no se está familiarizado con el proceso. El propósito de este post es explicar cómo se puede mejorar el sitio de eCommerce al instalar Google Analytics.

Crear una cuenta de Google Analytics

Para esto sólo hay que teclear google.com/analytics en el browser de tu preferencia, abrir una cuenta (si no se tiene una) y se habrá finalizado el primer paso.

Ver Arquitectura y Propiedades

Se debe anotar los nombres, subdominios y dominios en los cuales se desea instalar el código de seguimiento de Google Analytics. Se puede o no dar a cada dominio o subdominio un ID de Propiedad único. La identificación puede hacerse con el ID UA-#####-#.

Es conveniente que el mismo Property ID se use en todos los dominios y subdominios en caso de que la misión y objetivos estén conectados y sean comunes. En esa situación, puede quererse analizar todos los datos en los diferentes dominios y subdominios de una plataforma, por ejemplo, la misma propiedad de Google Analytics. Se puede, sin embargo, crear diferentes vistas de subdominio y dominio.

Sin embargo, sería mejor crear una diferente propiedad de Google Analytics para todos los subdominios y dominios dado que los objetivos de negocios muchas veces son diferentes para cada uno de ellos.

Insertar el Google Tag Manager o el código de seguimiento de Google Analytics

Analizar datos de tráfico de un sitio requiere que se haga una de dos acciones:

  • Insertar el código de seguimiento de Google Analytics, que se encuentra en la configuración de Propiedad.
  • Insertar el Google Tag Manager (GTM). Si se selecciona esta opción se tendrá que crear una cuenta de GTM. Esto permitirá mandar datos a Google Analytics.

Una vez que se haga una de estas opciones, se creará automáticamente un código. Una vez recibido, hay que crear un contenedor para el sitio web. Se debe insertar el código en todas las páginas de los sitios.

Hay que asegurarse que el segmento del GTM esté insertado en el sitio web. Entonces, hay que crear un tag que se puede correr para permitir la transferencia de datos de las páginas a Google Analytics.

Usar GTM o el código de seguimiento para establecer el eCommerce Tracking

Es esencial para todos los sitios de eCommerce que busquen tener éxito tener seguimiento de eCommerce. Este seguimiento permite que los detalles de las transacciones comerciales sean enviados a Google Analytics. Estos detalles incluyen fuentes de tráfico, nombres de regiones y países y palabras claves.

El primer paso es habilitar la cuenta de Google Analytics para colectar los datos de eCommerce. El segundo paso es elegir uno de los dos para establecer el seguimiento de eCommerce: Google Tag Manager o el código de seguimiento de Google Analytics.

Si se elige el GTM para transferir los detalles a Google Analytics, los detalles de la transacción presentes en la página de confirmación/página de agradecimiento tendrán que ser empujados al dataLayer en GTM.

Una vez que los códigos se establezcan, el siguiente paso requerirá la creación de un tag de transacción en el contenedor GTM. Esto se activará en la página de confirmación/agradecimiento.

Filtros populares

Hay muchos filtros disponibles. Se deben seleccionar considerando las funciones que cada filtro ofrece.

Las URLs de dominios y subdominios deben estar completamente visibles. En caso de que se tengan muchos subdominios, es más útil saber cuántos visitantes se mueven entre ellos. Por ejemplo, si se tiene un blog en cierto subdominio. Puede sorprender el número de visitantes que llegan al sitio web desde páginas del blog. Algunos posts podrán estar recibiendo y enviando más visitantes que otros.

El tráfico interno debe ser excluido. Hay que encontrar las direcciones IP del sitio desde el cual se opera y anotarlo. Habrá gente en el lugar de trabajo que visitará el sitio. Usando la dirección IP, hay que excluir esos visitantes desde dentro de la oficina. Esto dará un número más realista de quién visita el sitio.

Excluir múltiples direcciones IP. Si se desea filtrar más de una dirección IP, se puede crear un filtro personalizado que permita usar expresiones regulares requeridas para una amplia selección de direcciones IP.

Establecimiento de metas

Hay varias actividades que convierten a los visitantes de un sitio web en extraños, potenciales o incluso clientes. Diferentes negocios tienen diferente criterio (en la forma de una secuencia de actividades de los visitantes de un sitio web) que determinan un nivel de conversión de los sitios. Encontrar esos criterios es llamado establecimiento de metas.

Los visitantes de un sitio de eCommerce pueden ser considerados como clientes convertidos si hacen una compra. Esto se considera una macro conversión. Podría haber otras actividades con las que podría considerarse que han convertido al visitante hasta cierto nivel.  Ejemplos de estas actividades son registrarse, suscribirse a una publicación, compartir contenido del sitio en Social Media, añadir a una lista de deseos o a un carrito de comprar.

Los objetivos o metas son una forma esencial de identificar cuán efectivamente está el sitio web cumpliendo las metas del negocio. Con Google Analytics se pueden establecer metas individuales de modo que se puedan medir acciones discretas. Por ejemplo, transacciones consistentes de la mínima cantidad de compra, la cantidad de tiempo que los visitantes pasan en una página específica, etc. Todo esto es considerado metas. Igualmente, cada vez que un visitante completa una meta en particular, una “Conversión” se añadirá en la cuenta de Google Analytics.

Si se quiere saber el valor de una conversión para el negocio, se puede asignar un valor monetario a esa meta. Así cuando se evalúen las tasas de conversión, se puede hacer checando los Reportes de Metas.

Para establecer las Metas, se debe seguir el proceso de configuración mencionado en la cuenta de Google Analytics.

Establecer el camino de conversión

Es importante saber qué páginas ha visitado un comprador para distinguir qué contenido ha sido efectivo en el sitio web y cuál no tanto.

Para hacerlo, se puede establecer un embudo de páginas que muestran la progresión del visitante hacia el botón de checkout y finalmente la página de confirmación/agradecimiento.

La cuenta está lista

Al seguir los pasos mencionados se podrá tener las métricas del sitio web para guardarlas y rastrearlas. Se pueden usar para tomar decisiones de negocios. Una vez que el seguimiento ha comenzado y se ha verificado, se puede ir al asistente de configuración para habilitar el seguimiento avanzado. El rastreo avanzado incluye funciones como un ID de usuario, eCommerce mejorado, métricas y dimensiones de personalización, tableros de instrumentos, eventos y muchas más.

Shares