Tiempo de lectura: 6 minutos
Shares

El email marketing es una gran herramienta para tener contacto con tus clientes y prospectos. Sin embargo, por más pulidos que sean esos emails, son inútiles a menos que lleguen a la Bandeja de Entrada del usuario. De otra forma, son una masiva pérdida de tiempo y dinero.

Aunque antes ya hemos aconsejado sobre estrategias de email marketing, un aspecto fundamental que hay que tener en cuenta mucho antes que el contenido del e-mail es que lleguen a donde deben.

A continuación ofrecemos 12 técnicas para mejorar el proceso de entrega.

Prepara tu IP para que tenga éxito

El trabajo de los filtros de ISP es defender contra el spam. ¿Cómo se les dice a esos ISP que lo que se está recibiendo es un email válido y confiable? Hay que comenzar cualquier campaña enviando en pequeños grupos. Además, se debe mandar a direcciones con las que se ha tenido interacción.

Conforme estos emails se reciben y son abiertos por usuarios a los que les interesan, la IP irá creando “confianza” con el ISP. Así, lentamente se debe aumentar el número de e-mail hasta llegar al volumen máximo.

Registra un subdominio y úsalo sólo para actividad de email

No es una recomendación para todos, pero tal vez se quiera crear un subdominio que sea exclusivo para propósitos de email marketing. Con el tiempo, los usuarios confiarán en ese subdominio, lo cual es un beneficio extra.

El propósito real, sin embargo, es que ese subdominio permitirá que haya un monitoreo específico al dominio para conocer la reputación de tu IP, y estará disponible para ‘ganarle’ a los filtros de certificación basada en dominio.

Implementa el SPF

Una política de SPF (Sender Policy Framework o Convenio de Remitentes) incrementa la confianza a los ojos del servidor que está recibiendo el mail. El servidor puede checar el nombre de dominio contra las direcciones de IP asociadas para asegurarse que son legítimas. Si no se tiene un SPF, los emails pueden ser rechazados.

Verifica la reputación del remitente

La mayor razón por la cual los emails no se entregan se debe a una baja calificación del remitente. Los ISPs automáticamente rechazan cualquier email que esté debajo de cierta calificación.

Sender Score es producido por Return Path. Esta herramienta asigna un número a todos los servidores de correo saliente. La calificación se calcula usando las métricas tradicionales de email como cantidad de gente que se desuscribe o reportes de spam.

La calificación del remitente está en una escala del 1 al 100; entre más alto mejor. Es importante que se revise constantemente esa calificación.

Checa los bucles de retroalimentación

La mayoría de los ISPs ofrecen bucles de retroalimentación (o bitácoras), en los cuales en remitente del email puede obtener información de los receptores que se han quejado del email del remitente.

Yahoo, AOL y Microsoft están haciendo más fácil obtener información. Gmail reportó a inicios del año que están probando un nuevo bucle de retroalimentación, que difiere en qe no usa el formato ARF de la mayoría de estas bitácoras. Sólo los proveedores de servicio de e-mail masivo pueden entrar en el programa de Gmail que ofrece estos datos.

Lleva un horario consistente

Una causa para la baja calificación y el rechazo de la IP es un envío al azar y errático. Si no se lleva un horario regular con los emails, esto crea picos de envío. Debes de hacer lo posible por tener un horario e envío consistente.

Usa una doble suscripción o suscripción confirmada

La forma más popular de suscripción es la suscripción simple, en la que el usuario concuerda en recibir un email al darle click en un cuadro de selección o dejando seleccionado el cuadro correspondiente.

Esto podría parecer una gran estrategia para obtener direcciones de email ya que es muy fácil y automática. Sin embargo, puede resultar contraproducente, generando grandes cantidades de quejas por spam, las cuales son peligrosas porque algunos ISPs comienzan a bloquear los servidores que envían luego de tan pocos como 2 o 3 reportes de spam por cada mil correos.

La mejor forma de defenderse contra estas quejas es usar una doble suscripción u opt-in. Todo lo que debes hacer es enviar un email de confirmación al nuevo suscriptor para validar la dirección y ganar su consentimiento. De hecho en algunos países de Europa es un requerimiento obligatorio.

Purga la lista

Si se está enviando emails de marketing a usuarios no existentes, se subirá la tasa de rebote y se destruirá la credibilidad de envío. De vez en cuando hay que quitar a los destinatarios inactivos de la lista filtrando a todos los usuarios que no han optado o dado click a tus emails en pocos meses.

De acuerdo a Orale, una tasa de rebote alta es la forma más rápida de desencadenar los filtros y bloquear tu nueva IP. Una opción es usar un servicio pagado para limpiar todos los rebotes antes de enviar un nuevo esfuerzo de e-mail marketing.

Adicionalmente, la mayoría de los servicios de email pueden atrapar duplicados, dedazos, dominios atrasados, direcciones con instrucciones de no envío, direcciones falsas y otros errores comunes.

Filtra los emails de entrada a concursos

La peor lista de email es la creada para regalos o para suscribirse a eventos especiales. La gente intentará unirse varias veces usando mails inválidos o inexistentes. No les importa si están o no en tu lista de email; les importa tener una oportunidad de ganar.

Si se está usando un concurso o un regalo como método para ganar suscriptores vía email, se necesita revisar esa lista con mucho cuidado antes de insertarla en la lista final de suscriptores. Podría ser fuente de rebotes, lo que podría bloquear la IP.

Envia emails con la frecuencia precisa (una vez a la semana posiblemente)

Demasiados emails puede ‘quemar’ tu lista de suscripciones. Demasiado pocos pueden matar tus ingresos. ¿Qué hacer para maximizar la entrega? Enviar justo el número correcto de emails. La única forma de encontrar el número perfecto es haciendo pruebas extensamente, lo cual no es fácil. Además, lleva tiempo, durante el cual se podrían cometer errores.

Un buen punto de referencia es un email a la semana. Se puede escalar a 2 a la semana, siempre y cuando se tenga muy buen contenido. Se puede incluso enviar una vez al mes sin perder totalmente el contacto con la audiencia. Pero si se sale de estos límites, los resultados son inciertos.

Usa tu marca en el campo “De”

Usar tu marca en el campo “De” ayudará a reducir quejas de spam. También se ha probado que mejora las tasas de apertura de emails.

Además, algunas compañías usan una persona para llevar su email marketing para darle una sensación más personal. Se puede también usar esta aproximación. Sólo hay que añadir un “de [nombre del negocio]” luego del nombre de ese individuo, por ejemplo, “Laura de [nombre de la empresa]”.

Verificar las listas negras

Si se está experimentando problemas de envío, e incluso si aún no, es una buena idea verificar las listas negras. Estas listas basadas en DNS son creadas para proteger a los usuarios de IPs que han recibido altos volúmenes de reportes por spam.

Asegúrate que tu IP no está en esa lista. Por ejemplo, se puede usar MXToolbox.

En conclusión, para que el email marketing sea efectivo, los emails necesitan ser entregados. Luego de optimizar esa posibilidad es posible concentrarse en crear líneas de “Asunto” increíbles y poderoso contenido en el email.

Shares