Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares
Por Karla Covarrubias, colaboradora de Marketing4eCommerce.mx

Acaba de pasar el Día de Muertos, qué mejor que hablar del miedo que causa el solo pronunciar la palabra eCommerce para algunos empresarios. Y cómo no va a dar miedo si para un empresario, sin importar el tamaño de su empresa, hablar de este tema sin conocerlo puede dejarlo helado.

eCommerce: el gran paso

Para empezar, si se encuentra en etapa de migración de su negocio al mundo online, tendrá que pasar por dolorosos cambios en su operación, en sus sistemas y una inversión que regresará tan pronto como su equipo de Marketing Digital sea hábil y experto para generar leads (registros a su base de datos) y posteriormente transacciones.

 

Si a esto le sumamos la cantidad de tecnicismos de la jerga propia del negocio y las legiones de nuevos conceptos e involucrados para llevar a cabo esto, en definitiva yo me pondría a temblar más que cuando de niña veía las películas de Freddy Krueger. La cura para este espanto está en una figura que si bien no anda pululando por cualquier calle, si se puede encontrar y es el “quita empacho” de este mal: un especialista en eCommerce.

Hay que saber un poco de todo

Me ahorraré el término experto, pero de que es especialista, lo es.  Para llevar a buen puerto un proyecto de esa índole no basta contratar al clásico ingeniero en sistemas que ya hizo tres sitios que medio funcionan, tampoco al primo simpático que le sabe a la tecnología y ahora es Community Manager (o eso dice), tampoco a alguien que únicamente se ha dedicado al Marketing Digital. Un  verdadero especialista en eCommerce deberá dominar los siguientes temas:

  • Plataformas de eCommerce: existen varios softwares para desarrollar este tipo de proyectos, entre los más conocidos están Magento, Shopify, Bigcommerce, etc. La elección depende de la inversión y tamaño del negocio.
  • Medios de pago online: de esta selección dependerá la seguridad de pagos online y la facilidad que le des a tu cliente para comprar. Paypal está entre los más conocidos, pero no lo único, y para mi gusto, tampoco lo mejor.
  • Modelos de negocios por Internet: para empezar tendrás que definir si es B2C (business to consumer) o B2B (business to business), los objetivos y tácticas dependerán de estas definiciones.
  • Logística para eCommerce: la entrega. Según tu modelo de negocio y tamaño deberás contratar empresas de envío, ya sea las tradicionales como DHL, Fedex, etc, o bien, modelos más nobles y rápidos como: 99minutos.com, Kangou, etc.
  • Gobernanza de Internet: sistemas que permiten la administración de tu sitio pasando desde el catálogo, precios, hasta políticas (CMS o Content management system).
  • Aspectos legales y regulatorios de eCommerce: es importante conocer cuestiones legales de comercio y promociones -una entidad imperdible a tomar en cuenta en ello: PROFECO- además de la propia legalidad en nuestro país conforme a negocios y comercio se refiere.
  • Herramientas de posicionamiento en buscadores: SEO y SEM
  • Social Media Marketing: básico para generar engagement con tus prospectos y clientes. El canal o los canales en redes sociales que pueden potenciar tu eCommerce.
  • Analítica web y su interpretación: no solo importante, sino crucial para toma de decisiones y fomentar el desarrollo del negocio.
  • Estrategias para generación de ROI: ligado al punto anterior y a conocimientos y estrategias de comercio, marketing digital, ebusiness, etc.

Este perfil no solo es básico sino importantísimo para desatorar muchos temas, para hacer que las cosas sucedan y, si tiene un perfil conciliador, actitud proactiva y además es paciente y le gusta enseñar, ¡bingo, te has sacado la lotería!

Cuida o busca esta joya porque de él o ella dependerá la creación de una nueva era en tus negocios y el que de manera más ligera y natural entiendas lo que muchos ahora consideran una pesadilla.

Recuerda, uno no tiene que saber de todo, pero sí rodearse de los que saben.

Shares