Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

Tener una gran idea de negocios, en la cual se puede usar Internet como plataforma, es una forma en que los emprendedores pueden sobresalir, obtener recursos y lograr éxito y autorrealización.

Pero antes de poder iniciar esa empresa que consideras que ayudará a satisfacer las necesidades de un mercado meta, es necesario el financiamiento inicial para poder ponerla en marcha.

¿Qué formas existen para obtener estos recursos? A continuación enumeramos las más conocidas.

Inversores ‘ángel’

Este tipo de financiamiento proviene de una persona o institución que, tras revisar la viabilidad de un proyecto, decide aportar capital para que esa startup pueda desarrollarlo.

Frecuentemente estos inversores tienen experiencia en el sector del proyecto, pues deben evaluar los aspectos técnicos del negocio para saber si arriesgará o no en éste.

Esta figura es muy común en Estados Unidos, donde el número de inversores ángel aumentó un 59.2% de 2002 a 2011.

Créditos rápidos

Otra opción para financiar un proyecto son los créditos rápidos, los cuales consisten en créditos personales, de rápido procesamiento, que permiten contar con una cantidad que se puede usar en tu empresa de inmediato. Empresas como kredito24.mx son ejemplo de este tipo de financiamiento.

Y sin duda los créditos en estos tiempos son necesarios. Por ejemplo, según datos recientes, el mismo gobierno busca crear los incentivos para que la banca comercial ofrezca más créditos a PYMES.

Rentabilizar tu audiencia

El truco en este tipo de casos es que tu sitio debe lograr una gran audiencia para poder, una vez alcanzada, ofrecer el hecho de que tu sitio es visto por muchas personas a otras empresas.

Entre otras opciones para rentabilizar tu audiencia están vender publicidad en tu sitio; suscribirte a un programa de afiliados; vender artículos pagados en tu web; ofrecer contenidos gratis, pero mayores funciones/contenidos a quienes paguen una suscripción; mostrar tu experiencia en tu área y vender consultorías, entre otras opciones.

Crowdfunding

Otra alternativa muy de moda es el crowdfunding. En esta opción, un emprendedor o grupo de emprendedores muestra su producto o servicio en una plataforma como Kickstarter, ofreciendo a quienes donen una cantidad cierto beneficio posterior, no económico, como poder probar su producto o servicio primero, algún reconocimiento, entre otros.

Cuando se logra la meta, el emprendedor está obligado a informar cómo va el proyecto. Todo depende de hacer un producto o servicio que en verdad atraiga y emocione a las masas.

Shares