Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

Los ‘selfies’ –fotos que la gente toma de sí mismos- pueden ser grandes fuentes de datos para los eCommerces. También pueden ayudar a mejorar la experiencia de compra.

A continuación se discutirán algunas formas de cómo los ‘selfies’ pueden usarse para conocer a los clientes y ofrecerles mejores productos y servicios.

Usar los selfies para reunir datos de los compradores

Las marcas están aprovechando los ‘selfies’ para obtener datos de sus consumidores. Por ejemplo, la empresa Ditto Labs usa software para escanear fotos e identificar contextos, ubicaciones o temas que les ayudan a las marcas a enviarles anuncios enfocados o conducir investigación de mercados.

Así, las empresas pueden considerar usar analíticas visuales para conocer mejor a los clientes. O también se puede hacer directamente, por ejemplo, pidiéndole a los clientes usar un hashtag cuando se toman fotos de la mercancía de la empresa y así rastrear quién está compartiendo fotos del producto.

Dar consejos enfocados e incrementar la interacción con el cliente

Muchos de los vendedores están usando selfies como una herramienta para dar consejos enfocados y recomendaciones de productos. Por ejemplo, Zappos está usando una iniciativa en Instagran llamada NextOOTD (Next Outfit of the Day o El siguiente atuendo del día) donde sus usuarios comparten selfies en Instagram con el mismo hashtag. Entonces un estilista ve las fotos y da recomendaciones de productos personalizados.

Algunos están incorporando juegos y concursos a este proceso. Esto puede implementarse en cualquier negocio. Si se puede ofrecer consejos personalizados, hay que pedirles a los compradores compartir sus selfies, si no, se puede ir directo a los perfiles del cliente (con su permiso) y darles recomendaciones. Esto puede aumentar las ventas, si se recomienda los productos de la empresa, y mejorar la relación con sus clientes.

Ayudar a los clientes a elegir los productos correctos

Los selfies también están ayudando en línea a que los compradores seleccione productos o ‘se prueben’ mercancía que no pueden sostener.

Un buen ejemplo es Warby Parker, marca de lentes. Tiene un espejo virtual en su sitio en donde los compradores se toman un ‘selfie’ con su webcam y pueden insertar los lentes encima de la foto, de modo que los clientes puedan ver cómo se ven.

Este tipo de tecnologías podría aplicarse en varios casos a otras empresas y quizá animar mayores ventas.

Incrementar conversiones

Los selfies pueden hacer a las páginas de productos más atractivas. Por ejemplo, poder dejar críticas con fotos es la forma en que ModCloth está dejando que los clientes compartan cómo usan el producto y así, anima a otros a usarlo.

Shares