Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Crear campañas en redes sociales efectivas, que generen el resultado esperado, es lo que cualquier encargado de marketing desea lograr.

Sin embargo, hay ciertos principios en cualquier campaña en redes sociales que deben respetarse para aumentar la posibilidad de que esto suceda.

Campañas en redes sociales, con estrategia

Si no se aplican las tácticas de marketing adecuadas a su aproximación estratégica, las redes sociales realmente serán un desperdicio para una empresa.

A continuación expondremos 6 principios de las campañas en redes sociales que servirán para avanzar más hacia el logro de objetivos de marketing.

Tener un plan para vender desde el principio

En redes sociales debe evitarse el papel de molesto vendedor que trata de vender todo el tiempo, a toda costa.

Pero eso no significa que no se deba hacer todo lo necesario para darle a los prospectos oportunidades de conectar y eventualmente hacer negocios con tu empresa. Si no se hace esto, no habrá retorno de la inversión que se ha realizado en el marketing en redes sociales.

Este tipo de oportunidades pueden ser en dos formatos: generación de prospectos o ventas. En el primer caso se debe dar a los clientes un incentivo a cambio de su información de contacto, sea un reporte, white paper, certificado de regalo, un boleto. El segundo consiste en vender, pero con la condición que se trate de una oferta especial, como una exclusiva para redes, un precio especial o posicionarlo al menos como algo especial y poco frecuente.

Esto debe hacerse de esta forma porque las redes sociales son una especie de fiesta, donde no se va vendiendo de un lado a otro, sin que se debe ofrecer algo verdaderamente extraordinario para que valga la pena la ‘interrupción’ que se causa con las ventas.

Acentuar la necesidad de actuar ahora

Las ofertas que se hagan en redes sociales deben ser frescas, nuevas y cambiantes, con claros tiempos límites. Hay que ofrecer ventajas por comprar, registrarse a una newsletter, comentar o compartir. Esto debe tener un tiempo límite y un incentivo para actuar ahora mismo.

Dar instrucciones claras de lo que esperas del usuario

Si se quiere que el usuario visite un sitio, se debe de solicitar a los usuarios hacerlo. En el caso de que ése sea el objetivo, es necesario destacar la liga lo más posible para que la acción sea claramente visible. Pero en todas las acciones que se requieran del usuario, se debe decir claramente qué se desea.

Rastrear y medir

Si no se rastrean los resultados de las campañas en redes sociales, no se puede saber el ROI de éstas.

Cada red social tiene opciones de medición en el perfil de la cuenta que se maneja, así como plataformas de publicidad que se pueden usar. Todas estas plataformas contienen herramientas para rastrear la conversión, hacer analítica y ver nuevas posibilidades a probar más adelante.

Vender sólo 15% del tiempo

Crear un contenido valioso el 85% del tiempo es una buena estrategia, con una condición: el contenido debe crearse pensando en hacerle pensar al usuario en la necesidad que tu producto o servicio resuelve. Entonces, al hacer el esfuerzo de venta el 15% restante será más fácil convencer de que tu marca puede ayudarlos.

El objetivo, en pocas palabras, debería ser el ROI, no la popularidad.

Tener como objetivo los resultados

La única cosa a usar para determinar la dirección del marketing y cómo se aplicará el presupuesto debería ser los resultados de cada anuncio y post.

No existen reglas universales a aplicar en redes sociales. Cada marca es distinta y no se debe caer en creer que hay una estrategia que se puede emplear para todas las redes ni tampoco todo el tiempo. Por eso medir los resultados es tan importante.

Shares